martes, 14 de julio de 2015

Por fin el final de los finales

Porque por fin se quién soy, que quiero y ya no hay nada que demostrar. Porque por fin con el tacto se consigue calmar lo que los actos o las palabras agitan decido aceptar la incertidumbre, el miedo y la confusión para no vivir en la muerte y conseguir una vida dinámica llena de arañazos en la espalda.

jueves, 11 de junio de 2015

declaración de intenciones (las mayúsculas son intencionadas)

No hay nada más allá dE lo que vives, nada máS allá de lo Que puedes sentir. La ausencia de dolor entre tus brazos, de armonía entre tus sábanas, de un corazón resucitado que ya andaba cansado de latir, de ilusión fluyendo en las arterias, de tristezas y alegrías compartidas, de caricias que hacen creer en los milagros, por todo esto son tus pupilas las únicas en las que me quiero ver reflejado.

miércoles, 10 de junio de 2015

Me gustas así, cuando sonríes

Ahora que he conseguido ver con claridad, que he aprendido a entender, que escucho tu voz, que doy todo lo que soy, que no hay excusas ni rencor, que podrías hacerme daño y me das una paz profunda, ahora es cuando puedo decirte que me gustas así, cuando sonríes.

lunes, 8 de junio de 2015

Por fin la pieza que encaja

Al final llega un día, y sin saber porqué, todo cambia. Todo cobra sentido y empiezas a ver con claridad. En realidad no hacemos nada en especial para que las cosas cambien pero sucede. Al final te das cuenta que no eres tú quién estaba equivocado por mucho que te hicieran dudar, que simplemente y como en un puzzle, las piezas empiezan a encajar, que no es tan difícil y que realmente puedes ser felíz. (Gracias E.S.Q.)

domingo, 8 de febrero de 2015

Con el interior hecho pedazos

Cada vez que consigo tener la sensación de vértigo en la moto y veo como el asfalto desciende por debajo de mí me doy cuenta de que mi vida es eso, matarme cada día para no detenerme jamás, y al bajar, rompiendo espejos para no ver lo que se refleja, para no ver en lo que me he convertido, para ver lo que no soy, simplemente me quedo ahí sentado porque lo mejor que he tenido se ha ido, porque lo mejor que nunca jamás he tenido lo he destruido.

domingo, 18 de enero de 2015

promesas y dudas en el mismo trago

Brindis con promesas al 50%, el otro 50% lo forman las dudas; es lo que tiene brindar con un hombre triste que desde niño he buscado espacios oscuros para ocultarme a saber de qué. Sin miedo al dolor pero con pánico a la derrota, a sentirme fracasado, con una angustia comparable a la del reo al que le conceden su última voluntad antes de la pena de muerte. El miedo al fracaso siempre hizo que persiguiese a mis enemigos para rematarlos cuando ya la ambulancia había ido a recogerlos, por miedo a tener que enfrentarme a sus miradas si alguna vez me vencían. Siempre me acuerdo de mis castigos autoimpuestos para poder sobrevivir, como cuando me obligué a alimentarme solamente sopa durante un mes porque era lo único que jamás me gustó comer