martes, 14 de julio de 2015

Por fin el final de los finales

Porque por fin se quién soy, que quiero y ya no hay nada que demostrar. Porque por fin con el tacto se consigue calmar lo que los actos o las palabras agitan decido aceptar la incertidumbre, el miedo y la confusión para no vivir en la muerte y conseguir una vida dinámica llena de arañazos en la espalda.