miércoles, 19 de diciembre de 2012

Sin aliento

Y aunque noto como me voy volviendo más confuso, sé que sigo existiendo porque tú me sueñas. Es duro vivir cada día mientras muchos instantes nos hacen morir por dentro. Es duro seguir bombeando sangre unas 60 veces por minuto cuando me quedo sin pulso cada vez que te separas de mí. Es duro seguir moviendo cada músculo cuando cada vez que me besas, me quedo sin aliento.

2 comentarios:

  1. Joer!! Antes digo que una entrada me deja sin palabras y antes escribes otra así... Quedarte sin aliento cuando alguien te besa... increíble sentirlo e increíblemente más es que te digan que lo haces sentir... suerte tienen algunos ;-) M

    ResponderEliminar
  2. Algunas!!! quería decir algunas!!!

    ResponderEliminar