sábado, 15 de diciembre de 2012

Pasando las horas muertas

Regreso a mi manera de vivir. Sin amordazar mi corazón. Como siempre aprendí. Las páginas de los libros que me perdí. En cada clase. En cada rincón de tu corazón. Consciente de que el amor es hacerse daño. Resistiré, regresaré cada día. Hasta que por fin todo encaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario