martes, 6 de diciembre de 2011

Sangre aglutinada

Y ahora que ya ves bajo mi armadura
me pregunto si tú también ocultas
mientras mi corazón se marcha en tus pupilas
y no dejan de sangrar mis heridas
sólo desorden en el infierno y en el cielo
y como el hambre cuando aparezco duelo
y ya da igual si sí o si no
en tu vientre se va mi guarida
y en tus brazos mi almohada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario