sábado, 23 de abril de 2011

Tardes en si bemol menor

Otra tarde como las demás
otro sábado de esos que no se dejan besar
sin amores rotos de casualidad
desamor sin amor
telarañas en el corazón
Otra tarde que no arde
otra tarde que no tendrá pasado mañana
sólo otra tarde cobarde
en la que ando muerto cansado de tanto resucitar
y dando lástima por los rincones
no endulces la verdad
me quedo mudo para oír lo que nunca te supe decir
otra tarde como las demás,
demasiados días, demasiadas noches, demasiado igual
entre tanto ni te declaro la guerra
ni me firmas la paz.

4 comentarios:

  1. me quedo mudo para oír lo que nunca te supe decir

    me gusta el orden de tus palabras, la sencillez con la que te expresas, y al mismo tiempo no pierdes nada por el camino.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¿Y que hacemos cuando los días son todos iguales llenos de desilusiones? sin recuerdos que merezcan la pena recordar? Cuando no sabemos lo que sentimos? Cuando esperamos que cambie algo en nuestras vidas que nos haga darnos cuentas de lo que realmente queremos?
    Besicos. M

    ResponderEliminar
  3. Arrrggg...q asco de tardes without sense!!!

    Saludos de la chica buscando senses...

    ResponderEliminar
  4. Es tan... suena a tardes de domingo en las que no tienes ni puta idea de qué hacer, qué pensar o a dónde ir.
    Me encanta.

    ResponderEliminar