sábado, 5 de marzo de 2011

Perro viejo

No quiero ni pensar
qué clase de pasado me esperará
cuando pasen unos días
cuando pasen unas noches
en las que me peleo en cobarde retirada
con las formas que adoptan las sombras
de aquella promesa que fuí
y de la máquina defectuosa en la que me he convertido
dejó de ser una hermosa pelea hace tanto tiempo...
nunca fui gran cosa ¿verdad?
algunos simplemente celebrarán mi defunción
otros entre sollozos se lamentarán
demasiado pronto perro viejo, demasiado pronto...
pero sin nadie a quien culpar
te matan los remordimientos.

1 comentario:

  1. No es cierto que nunca fuiste gran cosa, eres gran profesor, gran amigo, seguro que gran novio y sobre todo, gran negociador ;-)
    Eres muchas cosas pero ninguna pequeña! Besicos!

    ResponderEliminar