lunes, 14 de febrero de 2011

Cuentas sin saldar

El mañana ya es hoy
intento reconocer lo que veo cuando me miro
a pesar de ello me despierto cada mañana
a las 4 de la tarde
continúo por la vida sin chaleco antibalas
pasándome de todo
sin pasar por el aro
descorchando una botella cada noche
por las maletas que giran perdidas en los aeropuertos
cargadas de ropa e liusiones
y naufragando en cada visión
del pozo de los ojos de ese extraño
que aparece reflejado en el espejo

2 comentarios:

  1. No pases nunca por el aro, sigue tal y como estas ahora, sin cambiar con las LIUSIONES de siempre (venganza).
    Sigue pasando sin esa seguridad que caracterizan a los que tienen miedo, sigue arriesgandote.
    Besicos! Nos vemos prontito!

    ResponderEliminar
  2. vida sin freno, como desgasta y estropea...
    un saludo sisifo

    ResponderEliminar