miércoles, 19 de enero de 2011

Corazón en bancarrota

Hubiera podido decirse de él
que no funcionaba, pobre hombre,
cada día cambiaba de camisa
manteniendo siempre el mismo corazón
Siempre soñaba con el verano
cuando calado bajo la lluvia
le robaban el abrigo
Ahora, que agoniza en voz baja
(siempre fue un hombre cortés)
no entendeís por qué se estrelló su avión
y yo me pregunto: ¿de verdad no lo comprendeís?
la misma tripulación mató al capitán...

1 comentario:

  1. ¿Sabes que es lo que más me gusta de leer tu blog? que cuando tengo un día malo, de esos que estas pesimistas, entro, te leo y pienso "¡¡¡joder que si tío!!!" y sienta de puta madre!
    Cuando tengo un día bueno (optimista) pues tan solo soy una lectora que disfruta con la lectura.
    Besicos!

    Nerea

    ResponderEliminar