miércoles, 13 de octubre de 2010

Aterrizaje forzoso

Hoy me quito la careta de tipo retorcido
para hablar como el gran estúpido charlatán que siempre fuí
Todos mis escritos, canciones, reflexiones...deberían ser muy fáciles de entender.
Todo lo que he ido aprendiendo a lo largo de mi vida,
todo lo enseñado, todo lo no aprendido y mi vinculación con ello
ha resultado ser cierto.
Ya hace bastante tiempo que no me emociono escuchando música, ni componiendo, ni escribiendo, ni siquiera haciendo todo aquello que me llenaba,
y me siento increíblemente culpable por ello.
Ya no disfruto al 100% escribiendo en este blog
ni siquiera al 50% de lo que lo hacía cuando lo empecé
y simular que nada ha cambiado sería el peor crímen que podría imaginar
No puedo engañar a las menos de cinco personas que realmente
siguen y leen mi blog independientemente de que yo les escriba a ellos
o ellos a mí, nunca he creido en esa farsa,
(no soporto a la gente que leo y escribo si me leen y escriben y viceversa)
no sería justo para los verdaderos lectores de este blog ni para mí mismo.
A veces tengo la sensación de tener que escribir algo porque en este mes no tengo ninguna entrada, maldita sea, es como si tuviese una tarjeta de fichar.
He intentado que no me ocurriera esto, y sigo intentándolo,
pero creo que no es suficiente, ya no lo consigo.
Inteno disfrutar de la felicidad antes de que llegue para disfrutarla al máximo
pero sólo lo consigo cuando ya ha sucedido, disfrutando a un 50%, esto antes no me sucedía.
Soy demasiado simple, demasiado sencillo, necesito sentirme anestesiado para recuperar esa ilusión que tenía cuando era niño,
y darme cuenta de esto me hace sentir jodidamente triste.
¿por qué me siento atascado en un bucle?¿por qué no puedo disfrutar haciendo las cosas?¿o simplemente dejando que éstas sucedan?
La verdad, no lo sé...Pero haberme dado cuenta me asusta tanto que me inmoviliza.
Tanto que me estoy volviendo tan autodestructivo que me preocupa.
Tanto que me hace rechazar a la gente que me parece hipócrita con los demás o consigo misma.
Gracias a todos los verdaderos lectores de este blog, a los que me escuchaís en cada bolo, a los que todavía me haceís compañía a horas intempestivas de la mañana acompañando los whiskys con sonoros silencios que agradezco desde lo más profundo mi mi nauseabundo estómago.

martes, 12 de octubre de 2010

Manipulando ilusiones

En este preciso instante,
cuántas bocas estarán unidas
exhaustas, casi perdiendo la respiración
en encuentros fugaces
cuántas manos absurdamente unidas
atrapan apasionadamente la posible huida de la otra
cuántos labios buscando espirales de besos sin fin
para culminar la huida incesante de la noche
que ya pasa, que poco a poco la van perdiendo
dando paso al perpetuo llegar del amanecer
antes de ver que ya se ha perdido
que sólo quedan los cristales rotos
de las ruinas de lo que terminará siendo una noche más.

jueves, 7 de octubre de 2010

Los días tienen días

Noticias >España "La operación especial del 15 de agosto deja diez muertos en la carretera, un 68% menos que en 2009"

Los días también tienen sus días
y a veces nos juegan malas pasadas
uno de los días más peligrosos para conducir
o al menos, uno de los que más riesgo tienes
de morir en el asfalto entre un amasijo de hierros
no tuvo su día este año.
Así es, el 15 de agosto de 2010 no tuvo su día
lo malo de esto es que si el día tiene su día
pero nosotros no tenemos nuestro día no sirve
y si pasa al contrario pues tres cuartos de lo mismo
así que al final la vida no es más que una sucesión de días
que tienen o no sus días y en los que nosotros tenemos o no
nuestro día
y entre tanto la vida pasa y no es más que una sucesión de desengaños.

domingo, 3 de octubre de 2010

Viejas heridas se abren contra mí


Conduciendo a media noche me crucé con otro coche
exactamente igual que el mío, conducido por alguien clavado a mí,
al mirar por el retrovisor pude ver como se estrellaba.
Fué entonces cuando desperté empapado en sudor,
era el día de mi último examen para licenciarme.
Eché un vistazo rápido a la habitación
y pude ver la mesa llena de libros y apuntes
en un rincón estaba la guitarra llena de polvo,
en ese instante y sin meditación alguna decidí dejar la universidad
era evidente, no podía enterrar mis sueños tras un diploma colgado en la pared
Mis compañeros de facultad me aburrían
los profesores eran seres que malcumplían un horario
porque era lo úncio que les hacía sentir fuera del sistema
su único momento de felicidad en el día
Entre tanto, por las noches,
servía copas a músicos que tocaban para 6 personas
y a poetas que terminaban sus sonetos en una servilleta
muchos no habían acabado la EGB en busca de su sueño
y eran infinitamente más inteligentes que los que habían cambiado de consulta
porque la pared era demasiado pequeña para todos sus diplomas.
Sin más vacilación cogí un vuelo a massachusetss
dejé una nota en la habitación:
sí, tienes razón, no soy como tú
haber si tú tienes valor de ser como yo
seguiré sin hacer lo que se espera de mí.