lunes, 13 de septiembre de 2010

Él no lo haría malditos hijos de puta

¡Qué contento estoy!¡nos vamos de vacaciones!,
mientras preparabas la maleta hace unos días,
no cabía en mi gozo, iba de un lado a otro, muy nervioso...
Ya de viaje, paramos en una gasolinera
y tú y yo bajamos a estirar las piernas,
me tiraste la pelota, una vez, dos veces...,
cada vez más lejos, y la última vez, cuando volví
habías desaparecido. Desesperado te busqué,por todas partes,
deambulé por los arcenes, intentaba buscar tu rastro,
estaba desorientado, no podía encontrarte;
al final, unos hombres me llevaron a un sitio donde había muchos perros.
No me tratan mal, y me dan de comer; a veces viene gente a vernos,
pero yo sigo esperándote y no apareces;
estoy muy triste, pero no pierdo la esperanza de volverte a ver.
Hoy ha venido una señora muy amable
me decía que era muy guapo y muy bueno, que no me preocupara,
hemos entrado a una sala muy fría,
me ha tomado el brazo y me ha puesto una goma
me ha dicho que la perdonara
y luego me ha puesto una inyección.
He notado algo húmedo en mi cabeza,
ahora tengo mucho mucho sueño.
Espero que estés pasando unas felices vacaciones.
Tu fiel compañero y amigo:

6 comentarios:

  1. A ver dos cosas:
    una me he perdido en el final de tu historia
    dos. hoy estaba pensando que será de la vida de Sisifo y te pensaba poner un mensaje para ver si dabas señales de vida.

    un beso

    ResponderEliminar
  2. ahah super el escrito, un poco malevolo, pero bien redactado saludos

    ResponderEliminar
  3. Has conseguido que me ponga a llorar como una tonta...Besitos

    ResponderEliminar
  4. yo kiero muxxo a mi perrina y nunca le haria eso, ahora si ke hay muxo HP suelto ke se merecia lo mismo

    triste relato inevitablemente

    ResponderEliminar
  5. Por Diosssss!!!noooooo...m es imposible concebir a ese tipo d gente...imposible!!

    Saludos de la chica con su perro.

    ResponderEliminar