jueves, 8 de julio de 2010

Te necesito tan cerca como lejos

Déjame volverte a ver salir de la ola que consiguió tragarte
dejemos que nos sorprendan los vecinos a los que despertamos
por las escenas montadas tras abrir sus portales
regálame una esquina de tu boca
déjame arrancarte el aroma
vente conmigo cuando necesites velocidad
y cuando te canses cruza la puerta de mi nombre
la que nunca conduce al llanto
pero no me digas que no sabías lo que hiciste

No hay comentarios:

Publicar un comentario