lunes, 5 de julio de 2010

Poco más que decir

Buscando desatar un huracán
intento desabrochar la cremallera de tu corazón
malherido y con las alas rotas
tú, entre tanto, escondes mi paragüas
para regalarme una tormenta
escapo por las malas una vez más
para naufragar a salvo en mi habitación
de ese hotel con el techo teñido de abril
para soñar mientras mi corazón cae en barrena
hasta quedar dormido

No hay comentarios:

Publicar un comentario