domingo, 25 de julio de 2010

Nubes negras

A pesar de ser un pesimista
(en la sociedad actual creo que viendo lo que hay alrededor
cualquier persona mínimamente inteligente lo es)
siempre he creído que era un optimista con el corazón
y es que, aunque haga sufrir, uno no sabe lo que es todavía
y sigo pensando que lo mejor es dudar
siempre creí que nos engañan con lo de amarse a uno mismo
para poder conseguir amar a los demás
debería ser al revés (no entraré en explicaciones para evitar pajas mentales)
y aunque la vida no para de gastarme bromas, de mal gusto, por supuesto
y por más que intento echar a las nubes negras de mi cabeza
uno sabe más cosas de las que le gustaría saber
es entonces cuando me doy cuenta de que la vida
posiblemente sea hermosa
pero no siempre está disponible
y a veces, resulta incluso mucha.
Marchémonos donde no haya normas, leyes, dioses, aeropuertos
nada más que nuestro amor.
Ya no me busqueís en los antros,
ahora huyo cerca del mar.

1 comentario: