domingo, 2 de mayo de 2010

Agonizando en voz baja

No soy más que un ciego con un loco como lazarillo
ahogado en este pensamiento sin poesía
en mis paisajes nunca con sol
sigo pidiendo estrellas
ante los ojos de cualquier gata callejera
aporreo mi guitarra en garitos de mala nota
solo aplaudido por los camareros
mientras apuro mi whisky en el que flota
mi vida sin eternidad
dan ganas de poco mirando lo que hay
ya no me necesitas
tienes mi recuerdo que vale mucho más que yo.

3 comentarios:

  1. Quizás ella no te necesita pero nosotros sí,así que te vayas lejos.

    un besito

    ResponderEliminar
  2. Todos los recuerdos valen más que la realidad.

    ResponderEliminar
  3. Los recuerdos dan vida Sisifo...y tienen valor, pero todo depende de lo q quieras tener...

    Saluditos de la chica flotante.

    ResponderEliminar