lunes, 12 de abril de 2010

Sábanas frías

Salió por fin el sol para ponerse
eran las seis de la tarde de una fría tarde de invierno
mi sombra que hasta ahora me seguía se convirtió en ceniza
hay veces que uno se siente más lejos que de costumbre
y es que no siempre 750km están igual de lejos
súbitas rachas de un violento viento
me cortaban la cara como afiladas cuchillas
a la par que me mantenían alerta
ya había oscurecido pero la luna no alumbra por igual a todo el mundo
imaginarme su cuerpo transparente
no hacía más que permitirme deducir la existencia de otro cielo
que no el que me derrama día tras día
un gran haz de penumbra
y desde entonces noche tras noche sigo esperando, sin embargo,
imprecisas señales que seguir
mientras ningún día es el mío

5 comentarios:

  1. no sigas ninguna señal, por muy oscuro que este, marca tu propio camino
    muy bueno sisifo

    ResponderEliminar
  2. Ningún día es el tuyo,ni mío tampoco...

    muy bueno Sisifo.

    un besito

    ResponderEliminar
  3. todos esperamos señales y no siempre llegan

    ResponderEliminar
  4. Si no son tuyos apoderate d los recuerdos buenos q t brindan...lo oscuro dejalo pasar como dice cerilla...q bien encontrarte x aqui d nuevo Sisifo.

    Saluditos de la chica q tb le cuesta enfriar sábanas.

    ResponderEliminar
  5. sigue tu instinto, no pienses, dejate llevar...

    salu2 rr

    ResponderEliminar