jueves, 28 de enero de 2010

Atardeceres oxidados

Hay mañanas en las que no me atrevo a abrir el cajón de mi mesilla
por miedo a encontrar la pistola
con la que debería pegarme un tiro
no duermo por las noches
y los amaneceres se me echan encima
arrancándome pedazos de mí mismo
aún así casi siempre consigo burlarlos
bajando las persianas
las tardes no son más que las mañanas
cualquier ciudadano de a pie
y en ellas siempre me doy cuenta de lo mismo:
algo más que el día muere en cada atardecer.

domingo, 24 de enero de 2010

¿Qué sabes de mí?

Sólo sabes de mí de un tiempo a esta parte
como si tuviera clavado un cuchillo en el pecho
sólo ves la empuñadura
no sabrías si ha llegado al corazón
eso es lo que sabes de mí
de un tiempo a esta parte
si te atreves a sacarlo...
ten mucho cuidado
podrían salpicarte muchos sueños...

sábado, 23 de enero de 2010

A veces es lo que pasa

Los niños juegan entre la muerte
creen que los muertos no son más que objetos rotos
que alguien ha tirado por las calles
no busques el motivo en tu corazón
tan solo es lo que dije: a veces es lo que pasa
pero esos niños se hacen mayores
y la noche les impondrá su costumbre de insomnio
y convertirá cada minuto en el aniversario
de todos los sucesos de una vida
Mientras nosotros seguiremos comiendo
durmiendo o preocupados por el mal día de trabajo
pero tranquilos, dormiremos bien
ya ni nos acordaremos de esos pobres niños
que hoy o son objetos rotos
o empiezan a serlo sin darse cuenta
y nosotros seguimos igual, malditos seamos
a veces es lo que pasa
a veces es lo que pasa

viernes, 22 de enero de 2010

Cuando es invierno en el mar del Norte es verano en Valparaíso

En el acantilado
el tiemplo planeaba sobre mi cabeza
sin nada mejor que hacer
angustia por las tardes
sed de alcohol
e impulsado por algo parecido al miedo
buscaba a otros cuerpos como el mío
Tom Petty no paraba de sonar
estaba seguro que todo era inútil
mirar, sonreir, hablar, besar, amar
nada nos salvará
era imposible resistir más tiempo
mi futura destrucción
era ya algo inminente
acababa el verano y la lluvia
empezaba a oxidar la ciudad

miércoles, 20 de enero de 2010

Exijo lucha con respeto

Dispuesto a demoler la indiferencia donde se pierden mis palabras
sigo golpeando consciencias para provocar las crisis de tus ídolos
sigo bebiendo gin tonics detrás del escenario
empaquetando felicidad para repartir a plazos
mientras el mundo se pudre
y mientras los ciudadanos a estas horas son perfectos
yo ya voy fumado para dejar de pensar
en las cosas que provocan un icremento de mi presión diastólica
que quieres que te diga
dale lo que te sobra a ese vagabundo
y con ello le darás el mundo

martes, 19 de enero de 2010

No es bueno repetir lo que está dicho

A cantar! gritó la profesora de música
P. siempre fué un alumno ejemplar y muy obediente
así es, todo fué un malentendido (a matar! entendió P.)
y como obediente y ejemplar alumno mató todo lo que pudo
el mejor sistema es la democracia enseñó la profesora
así que quien no quiera que de ahora en adelante sea yo el jefe que levante la mano
todos callaron, impasibles
y por decisión popular, pasó a ser el jefe del cementerio.

miércoles, 13 de enero de 2010

Estoy perdido

Hace tiempo ya la niebla me impidió ver las señales que había en mi camino
el mirar siempre al suelo cuando camino tampoco ayudó
hace ya tiempo que me quedé sin pila en el reloj
hace ya tiempo que dejé de escuchar el llamado de la razón
y las veces que, por casualidad, lo escuchaba lo ignoraba acto seguido
hace ya mucho que extravié mis recuerdos
y no tengo ningún interés en recuperarlos
ya no conozco los nombres de las calles
pero no me da miedo caminarlas
ya no conozco la fecha en que vivo
y me es completamente irrelevante
no reconozco mi rostro en el espejo
y no temo averigüar quien soy
Hace ya algún tiempo que estoy perdido
y sólo desde entonces me logro hallar.

martes, 12 de enero de 2010

Los latidos de mi corazón

Entre gritos de mi vecina
el tic tac del reloj
ese grifo que no para de gotear
la misma canción desde hace un mes sonando siempre en mi cabeza
mi habitación girando sobre un eje vertical
mi cerebro podrido
me asaltan las mismas dudas cuando acabo el single barrel
que cuando lo abro
mientras ahi fuera
la vida sigue
sin más sentido
que el que le quieras encontrar