miércoles, 9 de septiembre de 2009

Como un ladrón a plena luz del día

Mañana, tarde, noche
tarde, noche, mañana
noche, tarde
pasan los días sin traerme nada
y sin llevárseme nada
aún así intento parecer felíz
pero guardo toneladas de asco
de rabia, de ira, de dolor
y lleno de lágrimas sigo muriéndome
mientras,
el aire se me antoja ahogo
mis pupilas se quedan sin paisajes
y dejo mis pantalones rotos
junto a mi corazón.
Y es en ese momento
en ese duro y concreto instante,
cuando me echo a la cama
esperando, una vez más, al día siguiente
pensando, una vez más, que mañana, tarde, noche
será un buen día para morir

3 comentarios:

  1. Pero pasa un día tras otro y pienso que también son buenos días para vivir...

    ResponderEliminar
  2. Nunca es buen día para morir, sin embargo cada día nos ofrece la oportunidad de vivir y seguir viviendo. No hay que desaprovecharla.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Chacho...morirse pa que???con la d cosas q hay q contar!!!ves?fue un buen dia xa escribir!!

    Saludos de la chica a media tarde.

    ResponderEliminar