viernes, 28 de agosto de 2009

Me queda un minuto

A veces me descubro a mí mismo ensimismado con algún objeto cotidiano
ayer de repente me dí cuenta que llevaba una hora y media
observando un cuchillo de cocina
la verdad es que no era el cuchillo mejor afilado
pero tenía un acabado perfecto
el espejo de cuerpo entero de la habitación
un cepillo de dientes ya desgastado por el uso
entonces vuelvo al mundo real y me asomo a la ventana
me fumo un cigarro y me fijo en la gente
gente trajeada que corre mientras vocifera por el móvil
abuelitas con su compra
gente haciendo deporte para que los demás les vean en buena forma
mujeres saliendo de la peluquería
un pájaro se posa en la ventana de enfrente y me mira
(me recuerda a tí)
pienso en que pasará cuando lleve tres años muerto
¿quién se acordará de mí?
¿y quién se acuerda de mí mientras vivo estando muerto por dentro?
de pequeño solía poner latas en fila
y con una piedra intentaba acertar
pero esto, como tantas otras cosas
ya me ha dejado de servir

10 comentarios:

  1. Yo me acuerdo de tí...te parece poco?

    ResponderEliminar
  2. Pero no me acuerdo de tí como alguien que vive estando muerto, sino como alquien que quiere vivir a pesr de que escribe un poco triste...

    ResponderEliminar
  3. Todos nos acordamos d alguien con lamento...es lo q tiene esta memoria nuestra...

    Saludos de la chica poseida x la memoria.

    ResponderEliminar
  4. la belleza se esconde detras de las pequeñas cosas cotidianas, esas que pasan (a veces) desapercibidas...como el reflejo de la luna llena desde la ventana del salon, un regalo que se recibe (si quieres)cada 4 semanas...

    ResponderEliminar
  5. Siempre habrá alguien que nos recuerde porque siempre hemos significado algo para alguien...

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Desde que llego Junio he intentado estar lo menos posible delante de la pantalla, cual millón de monos. Ni siquiera me he puesto a escribir en mi blog.

    Casi consigo desconectar, sino fuera porque no he podido dejar de leer tus historias.

    Ahora que vuelvo a la rutina, a ser un millon de monos, nos veremos más por aquí. Y ya me despido, no sin antes decirte, que parece que el verano te sienta fatal.

    ResponderEliminar
  7. Dios, debo de tener medio millon de monos aun de vacaciones, si intento escribir algo mas peor, fijo que no lo consigo.

    ResponderEliminar
  8. A mi me sigue relajando poner cosas en fila...

    ResponderEliminar
  9. Todos alguna vez nos sentimos así pero bueno, pronto conseguirás salir adelante. Siempre se sale, sólo hay que seguir viviendo.

    P.D: Lo de las latas a mi me sigue funcionando.

    ResponderEliminar
  10. YO: no es poco que alguien se acuerde de uno; es muchísimo...gracias por animar siempre
    CHICA POSEIDA POR LA MEMORIA: memoria bendita en unas ocasiones, maldita en tantas otras, vida y muerte, amor y odio...todo se une en un punto...Gracias por seguir pasando
    ANONIMO: totalmente de acuerdo. Lo malo es cuando se recibe ese regalo pensando en si la luna se vera de la misma forma desde donde la mira tu otra mitad
    ALLURY: eso es verdad y bien hecho en no matizar si será para bien o para mal
    PISCOLABIS: muchiiiisimas gracias por tu comentario, me ha llegado...Te diré que no es que el verano parezca que me siente fatal es que me sienta más que peor...
    TOM: Pues ten cuidado que no vea que lo pones porque me encanta practicar el efecto dominó y si veo que has acabado de poner cosas en fila empujaré a la primera...
    DEPRISA: así es, para bien o para mal se sigue adelante, lo malo es que sigues y te encuentras que más que seguir viviendo sigues sobreviviendo con el paso cambiado...

    ResponderEliminar