domingo, 3 de mayo de 2009

el baile de la promoción del 73

Recuerdo el baile de la promoción del 73
todos buscábamos alguien a quien amar
alguien que nos completara
buscamos pareja
encontramos pareja
cambiamos de pareja
y vuelta a empezar
sufrimos algún que otro baile de desengaño
y pocos fueron los afortunados que consiguieron robar algún beso
a aquella chica que conseguía captar todas las miradas
yo soñaba como sería tenerla en el asiento de atrás de mi viejo capri
(hoy, sin embargo, no consigo acordarme de su nombre)
recuerdo que anoche hablamos de aquel baile
siempre las mismas anécdotas en siempre los mismos bares
siempre las mismas copas medio vacías y el cenicero lleno
recuerdos de aquel baile de la promoción del 73
en el que nos preguntábamos si en algún lugar del mundo
habrá alguien perfecto que nos está buscando
nos acabamos la copa de trago
los cigarrillos ya se habían consumido apoyados en el cenicero
y sin despedirnos, nos fuimos a casa tambaleándonos
por dentro y por fuera

3 comentarios:

  1. Da igual a lo que te hayas dedicado tras abandonar la ingeniería siempre y cuando le hayas puesto el mismo sentimiento que a tu poesía. Que por cierto me roba la atención.

    (Cumplido certero y de bienvenida, no esperes muchos más :) )

    Aunque, bien pensado y sin saber a qué te dedicas, te diré que por norma general lo único cierto de no ser equiparable a un millón de monos es que, probablemente cobrarás menos

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias...honestamente no esperaba ningún cumplido, bueno ni nigún comentario así que me doy por satisfecho...quizá el millón de monos no se conformarían con tan poco y a lo mejor por cosas así cobrarán más que yo (que por otra parte tampoco es tan difícil... ;) )
    gracias por pasarte y leerme, espero ser capaz de seguir robándote la atención aunque no haya más cumplidos

    ResponderEliminar
  3. He de decir que caí en este blog, no sé ni como, creo que saltando y saltando, pero ahora no puedo dejar de pasar, esperando encontrar un nuevo escrito tuyo, por lo que he ido en retroceso leyendo del último al primero.

    un saludo

    ResponderEliminar