lunes, 25 de mayo de 2009

Una tarde cualquiera

Uno de mis placeres cotidianos
es irme a pasear cuando de repente
el día se oscurece y me invade un intenso olor a lluvia
es el momento en que los seres huyen a refugiarse
sin embargo, es cuando yo salgo de mi madriguera
y paseo sin rumbo
disfruto observándolos.
Hoy ha sucedido, estaba tumbado en la cama escuchando música
uno de esos discos que asocias a épocas pasadas
y hacen que realices alguna llamada telefónica
para recordar las anécdotas de siempre
pero de repente lo he hecho: "te tengo que dejar"
he colgado, rápidamente me he puesto las zapatillas
y me he ido a pasear deseando que el cielo descargara su ira sobre mí
en forma de lluvia.
Mientras paseaba me he fijado en que han pasado
3 mujeres bellísimas junto a mí
tan bellas que hasta me dolía mirarlas
no iban juntas pero ha coincidido que iban una detrás de otra
como cuando en el colegio nos hacían ponernos en fila
para subir por las interminables escaleras que nos conducían
a clase para rompernos toda nuestra creatividad,
por un momento he pensado
que igual el cielo esta vez descargaba una granizada terrible para matarme
¿quizá habría llegado mi hora?
¿sería esta casualidad una manera de darme una especie de última voluntad?
las dos primeras ni se han fijado que he pasado a su lado
el caso de la tercera aún ha sido peor
estando a su par he estornudado
creo que ni se ha enterado
y si lo ha hecho su reacción ha sido clara:
"aunque estornudes para mí ya eres un cadáver"
o peor que eso, ni siquiera existes para mí
no eres nada.
Ninguna de ellas ha sido consciente de una cosa:
seguramente nunca más me volverán a ver,
para ellas he caído en su acantilado del olvido
y así es, cada día vemos seres que pasan a nuestro lado
y no somos conscientes que nunca más los volveremos a ver.
Así he acabado en el estanque del parque
mirando el reflejo de mi rostro,
solo, una vez más...
Poco a poco mi rostro se fué desfigurando
por el impacto de las gotas de lluvia en el agua estancada
había empezado a llover...

¿Para qué sirve la vida?

Si un golf sale con dos enamorados que tiene cada uno 150 sueños
desde San sebastián dirección Asturias
a una velocidad media de 140km/h y 50 minutos después
colisiona con un tren de mercancías
¿cuántos amores, miedos y sueños nos quedan?

jueves, 21 de mayo de 2009

Huída

Has eliminado las caricias
los susurros al abrir los ojos
cuando el sol te despertaba
has eliminado el roce de tu epidermis
Igual que el invierno elimina muchos lugares
orillas de playas
bancos de parques
¿dónde huir en invierno?

miércoles, 20 de mayo de 2009

Sonido de baquetas

22:00 P.M.
ya no recordaba la sensación de estar en el escenario
ni esa extraña ambivalencia que siempre me sobrecoge
momentos antes en el backstage
se podría decir que estoy bien
aquí sentado detrás de mi gibson y mi harmónica
se me olvida toda esa mierda que normalmente me rodea
se acabó
llevaba mucho tiempo cumpliendo lo mandado
vuelvo a pensar por mi mismo
sin embargo me falta algo
te sigo buscando entre el público
no te veo
siento un escalofrío que me recorre
me asusto, me acabo de un trago mi jack daniels
y apuro el cigarrillo
que sin darme cuenta se consumía
como hasta ahora lo hacía mi vida
¿dónde estás?
siempre que me iba conseguías encontrarme
¿será verdad que ya no me vas a buscar?
mike golpea sus baquetas y escucho "un, dos, un, dos, tres"
instintivamente conecto la distorsión y hago sonar el primer acorde
(los demás le siguen por inercia)
acaba el primer tema
mientras la gente aplaude continuo buscándote entre el público
sigo sin verte, miro a la puerta deseando que se abra
presento con poco afán el segundo tema
y de repente
empiezo a verlo todo claro
no estoy encima de un escenario
estoy de pie sobre el abismo que me provoca tu ausencia
y mi corazón esta debajo de mis pies
"un, dos, un, dos, tres"

lunes, 18 de mayo de 2009

El miedo dejo de manisfestarse

Vuelve a sonar el despertador
joder, me despierto para encontrar esto:
la vida tal y como me toca.
Circular por distintas carreteras
para acabar en el mismo sitio
no es suficiente
dejó de servirme hace ya un tiempo
ya no consigo autoengañarme.
Aunque ha habido un instante que se ha convertido en un viernes tarde
hoy ha vuelto ser lunes para todo el día
ha sido sólo eso: un instante
Últimamente mi vida se ha convertido en sólo eso,
instantes, simplemente instantes
no me gusta esto
no me gusta en lo que me he convertido
he dejado de incendiar todos mis días
Soy uno más
he amordazado mi corazón
no me gusta esto
Lo siento nena
ya he desempolvado mi gibson
yo te enseñe a soñar
pero tu a mí me enseñaste a ser alguien importante
te dejo alprazolam en la mesilla
lo siento, he de irme.

martes, 5 de mayo de 2009

Aterrizaje forzoso

Me miro en el espejo del ascensor
llevo ya un rato parado en mi rellano
pero algo me impide salir
me miro fijamente
como si viera a alguien que no conozco
como si por primera vez alguien me hubiera puesto un espejo delante de mí
estoy inmóvil
aprecio en mi rostro cuatro años perdidos
y el frío de las siete de la mañana
maldigo el viento de esta ciudad
por no maldecirme a mi mismo
por no ser capaz de pavimentar todos mis miedos
por no encontrar nada más que multas en mi buzón
y derrotas que, en ocasiones, yo mismo he elegido
y otras que me alcanzaron
(siempre pido que no paren el combate cuando ya es demasiado tarde)
consigo despertar a mis piernas
que por un momento no fueron más que una prolongación del suelo del ascensor
saco las llaves y tembloroso me dirijo a mi puerta
una vez allí me planteo porqué el consumo excesivo de whisky se lleva tan mal con el intento de abrir puertas
a modo de respuesta me vienen a la cabeza recuerdos
cuando era un adolescente
me resultaba más fácil abrir a la primera
(o al menos creo que conseguía abrir a la primera)
por miedo a que me descubriesen mis padres
un fin de semana más borracho
por fin abro la puerta
mi perra sale a saludarme
con desgana, como quien muestra que a pesar de suponerle un esfuerzo terrible
cumple con su obligación
mientras le acaricio la cabeza y le digo que yo eso lo hago unas 10 horas al día
incluyendo demasiados fines de semana y festivos
me dirijo como puedo a la habitación
uf...sigues ahí dormida
no te has marchado
(pienso si debería añadir un todavía)
me acerco torpemente hacia tí
y acariciándote la mejilla te susurro:
"gracias por robarme el corazón sin darme un navajazo"
como puedo aterrizo en la cama
y contigo a mi izquierda, mi perra a los pies de la cama
y mis miedos siempre rondandome por la cabeza
voy adentrándome en mi mundo de pesadillas recurrentes...

domingo, 3 de mayo de 2009

el baile de la promoción del 73

Recuerdo el baile de la promoción del 73
todos buscábamos alguien a quien amar
alguien que nos completara
buscamos pareja
encontramos pareja
cambiamos de pareja
y vuelta a empezar
sufrimos algún que otro baile de desengaño
y pocos fueron los afortunados que consiguieron robar algún beso
a aquella chica que conseguía captar todas las miradas
yo soñaba como sería tenerla en el asiento de atrás de mi viejo capri
(hoy, sin embargo, no consigo acordarme de su nombre)
recuerdo que anoche hablamos de aquel baile
siempre las mismas anécdotas en siempre los mismos bares
siempre las mismas copas medio vacías y el cenicero lleno
recuerdos de aquel baile de la promoción del 73
en el que nos preguntábamos si en algún lugar del mundo
habrá alguien perfecto que nos está buscando
nos acabamos la copa de trago
los cigarrillos ya se habían consumido apoyados en el cenicero
y sin despedirnos, nos fuimos a casa tambaleándonos
por dentro y por fuera