martes, 28 de abril de 2009

La culpa sólo es mía, en parte...

Lo he vuelto a hacer
esta noche he salido a emborracharme
(los amigos han vuelto a ser la excusa)
y lo he vuelto a hacer
he llegado a casa al amanecer
torturándome
viviendo en un mundo completamente vacío y gris
que acaba en la entrada de mi pequeño estudio
y da paso a un lugar todavía más cruel
donde no hay nadie esperando
en donde una vez más
mientras los primeros rayos de sol entran por la ventana
y dejan ver como flotan las motas de polvo
mientras mi cabeza siempre sin reposo
vuelve a desearme una muerte dramática
al pensar que por la tarde no me despertaré a tu lado
lo sé
estoy perdido
aún no te he olvidado

viernes, 24 de abril de 2009

mis patrones vitales

Pronto y casi demasiado tarde
desenmascaré a la costumbre
como a la peor de las plagas
implacable creadora de hábito
por gentes, sustancias y relaciones
siempre esporádicas e inapropiadas

Así en adelante me cuidé bien
de no iterar ninguno de mis patrones vitales
más allá de lo estrictamente necesario:
dormir de día, desayunar de noche y, rara vez, viceversa
despidos, renuncias, de empleo a empleo y tiro porque me toca
nunca las mismas copas en siempre distintos bares
y tantos estados como sustancias y dosis

A mis compañías las miré siempre de lejos
en eterno barajar de agenda telefónica
y si algún amor se hubiera quedado lo suficiente
hubiera sido yo quien finalmente marchara huyendo a la carrera, me lo huelo

Fué así como mis días fueron y son hoy
calcados entre sí y como del mismo caos
hice costumbre y después hábito.

lunes, 20 de abril de 2009

De nuevo...

De nuevo
garabateo una y otra vez
entre estas cuatro paredes
que se me caen encima
los recuerdos que tendré mañana
Y subo por tu cuerpo
para ahogarme en tu mirada soñolienta
y bajo por la cuesta del olvido
hacia la oscuridad de los besos
que reprimo
Cuento los amaneceres de resaca
que me quedan
hasta volver a verme
solo
tiritando
en aquel portal
temblando de miedo
frente al timbre
esperándote...
de nuevo